Bajada de precios de certificados energéticos

En muy pocos días (1 de junio),  se cumplirá un año desde la entrada en vigor de la normativa que obliga a que todos los inmuebles anunciados en venta o alquiler dispongan de su certificado energético. Ya es difícil ver los precios de junio del 2013, cuando apenas existían empresas ni certificadores energéticos; a lo largo de un año los precios han ido sufriendo modificaciones y hoy en día por realizar este trámite,  obligatorio para todos los propietarios que quieran vender o alquilar su vivienda, podemos encontrar empresas o técnicos que realizan el certificado de eficiencia energética por precios más asequibles.

El precio del certificado energético ha disminuido a nivel nacional, aunque con la excepción de La Rioja, donde el precio se ha visto alterado al alza. En el restote las comunidades autónomas se ha ido modificando y parece que, una vez disminuido, se ha estabilizado. En ocho comunidades, el coste de un certificado energético es, hoy en día, un 40% más barato que hace un año,. La bajada media de precios se sitúa en el 34%, habiéndose registrado un recorte del precio del 50% en Valencia y del 48 en el País Vascos, y apenas un 11% en Castilla y León o un 13,5% en Murcia.

El porqué de estos cambios de precios ha sido la normativa que regula la certificación energética ya que al no establecer ninguna tarifa para el servicio de eficiencia energética ha hecho, que, con su entrada en vigor, los técnicos tomaron como referencia el precio del certificado en otros países europeos que, en junio del año pasado se movía alrededor de los 120 euros. Un dato importante que resaltar es que el coste de la certificación incluye dos gastos: la tarifa del profesional que lo emite y la tasa por su registro en la comunidad autónoma correspondiente. En muchas comunidades el registro es gratuito, mientras que otras cobran por ello, pero ni las tasas ni las tarifas de los profesionales están reguladas por ley. En Madrid, Andalucía, Aragón y Navarra el precio ha bajado en torno a un 40% y en todas estas comunidades el registro del certificado es gratuito.

Precisamente la ausencia de precios regulados, unido al aluvión de profesionales que se lanzaron a ofrecer sus servicios ante la falta de ingresos por culpa de la crisis, y la falta de información por parte de los propietarios desencadenó una auténtica guerra de precios a la baja entre arquitectos e ingenieros y demás profesionales habilitados para certificar los inmuebles. Una guerra que se ha traducido en una fuerte corrección a la baja de los precios

El certificado de eficiencia energética requiere de un esfuerzo técnico por parte del técnico certificador, tanto en la toma de datos, como a la hora de realizar el informe, que al bajar tanto los precios por el libre mercado, hace insignificante su trabajo cuando no lo es.

Anuncios

Obligación y plazos para la realización de la ITE.

Las Inspecciones Técnicas de los Edificios deben de cumplir una serie de requisitos para poder ser registradas. Así mismo, no todos los edificios deben pasar la ITE este año, sino que sólo aquellos que estén dentro de estos casos tendrán la obligación de realizar la ITE:

–  Los edificios de tipología residencial de vivienda colectiva con una antigüedad superior a 50 años, deberán contar con el Informe de Evaluación en el plazo máximo de 5 años, a contar desde la fecha en que alcancen dicha antigüedad.

Si ya contasen con una Inspección Técnica de Edificios (ITE) vigente con anterioridad al 28 de junio de 2013, el Informe de Evaluación se exigirá cuando corresponda la primera revisión de aquélla, siempre que se realice en un plazo de 10 años a contar desde 28 de junio de 2013. El Informe de Evaluación del Edificio se cumplimentará con aquellos aspectos que no figuren en la inspección técnica realizada.

–  Los edificios cuyos titulares vayan a solicitar ayudas públicas para la realización obras de conservación, accesibilidad universal o eficiencia energética, deberán disponer del Informe de evaluación antes de la formalización de la solicitud de la ayuda.

–  El resto de los edificios, cuando así lo determine la normativa autonómica o municipal.
Una vez realizada la Inspección Técnica de Edificios (ITE),  se integrará como parte del Informe de Evaluación de Edificios, y si las exigencias pedidas son del  iguales o mayores exigencias que éste, será considerado el Informe de Evaluación como si ya se tuviese.

Hay que tener en cuenta que cada Comunidad Autónoma puede aprobar una regulación más exigente y que también habrá que atender a lo que dispongan las ordenanzas municipales.

El Informe de Evaluación de edificios tendrá una periodicidad mínima de 10 años, aunque  las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos pueden establecer una periodicidad menor.

El incumplimiento del deber de cumplimentar el Informe de Evaluación tendrá la consideración de infracción urbanística, con el carácter y las consecuencias que atribuya la normativa urbanística aplicable al incumplimiento del deber de dotarse del informe de inspección técnica de edificios, en el plazo expresamente establecido.

Repartidores de costes- Ahorro de energía

En España hay muchas viviendas con instalaciones centralizadas de calefacción por columnas. El motivo es que hace varias décadas era el tipo de instalación que se ponía en las viviendas.

Este sistema se ha quedado obsoleto hoy en día ya que, entre otras cosas, el reparto de calor no es uniforme en todas las viviendas, el consumo energético es muy elevado, ineficaz e injusto sistema de reparto de costes de calefacción por coeficientes de propiedad, etc.

Para resolver algunos de estos problemas hay que recurrir a soluciones como el incremento del caudal de la instalación para tratar de “satisfacer” a los propietarios que se quejan por falta de temperatura, lo que agrava aun más el problema, incrementar la temperatura en la caldera para conseguir una temperatura de impulsión más alta, lo que lleva a un exceso de combustible y un constante deterioro de los componentes de la instalación, regular el exceso de calor de algunas viviendas abriendo ventanas , desactivación de la central de compensación exterior y gobierno de la temperatura de impulsión por el portero/presidente de la comunidad. Una solución sería que la comunidad de vecinos reformaran de forma total la instalación de calefacción; el problema de esta solución es el coste y las obras.

Los repartidores de costes de calefacción son dispositivos de medición que se utilizan desde hace más de 80 años fundamentalmente en países europeos. Estos medidores se instalan en cada uno de los radiadores de la vivienda siguiendo unas estrictas normas de montaje, todo ello recogido en la norma UNE EN 834. Su instalación es muy sencilla, sobre el radiador, son pequeños y estéticamente no llaman la atención, no disponen de cables, el precio es muy asequible, ya que la inversión en cuatro veces menor que instalar un contador de energía, la duración de la batería de los mismos es de 10 años.
Alrededor de 30 millones de viviendas en Europa cuentan con estos repartidores de costes de calefacción central, lo que supone un total de 150 millones de dispositivos instalados.

La información de la emisión de cada radiador se transmite por radiofrecuencia de manera mensual o anual (según se desee) a un sistema de recogida de datos que permite a la empresa encargada de gestionar las mediciones de recoger de forma sencilla y rápida los valores de todos los Repartidores. Los datos recogidos por el sistema se pueden exportar de manera sencilla a una hoja de cálculo para su posterior incorporación al sistema de facturación.

Según estudios realizados el ahorro potencial que se obtiene en una instalación de calefacción central en un edificio de viviendas, por la instalación de un sistema que permita la contabilización individual de la calefacción puede llegar al 30% según el IDAE. Si al sistema se le complementa a su vez con la posibilidad de regulación mediante válvulas termostáticas el ahorro puede ser incluso mayor.

Malestar del Colegio de Arquitecto de Madrid- Certificación energetica

El Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid ha expuesto hoy que el malestar generalizado de los consumidores es comprensible ya que los trámites para la realización del certificado de eficiencia energética y todo lo que le rodea sigue sin estar claro; esto hace que los usuarios vean este documento, obligatorio desde junio del 2013, como un impuesto revolucionaria. Este malestar está haciendo que no se consiga el propósito de dicho documento, concienciar e incentivar el consumo de energía responsable.

Desde que se implantara la ley sobre eficiencia energética que obligara a la posesión del certificado de eficiencia energética a viviendas en venta o alquiler, en la Comunidad de Madrid se han registrado 140.000 certificados desde la entrada en vigor, hace un año. De estos 140.000 certificados de eficiencia energética, el 80 por ciento corresponde a viviendas que han obtenido una calificación E, F y G, lo que corrobora un “obsoleto” parque inmobiliario en lo que a eficiencia energética se refiere.

Se insta a los propietarios a que una vez obtenido el certificado de eficiencia energética, se realicen mejoras en las viviendas que permitirán un ahorro energético notable, tanto en las facturas de luz, gas y calefacción. Estas mejoras son propuestas por profesionales de la arquitectura y la edificación tras realizar, “in situ”, un estudio detallado de la vivienda a certificar. En el mismo certificado energético, al final del informe, se recomiendan varias mejoras según la calificación obtenida por la vivienda, y las características de la misma.

También es cierto que, a pesar de la poca información, siguen existiendo técnicos y empresas que ofertan certificados de eficiencia energética por teléfono, algo que está prohibido por la norma y que conlleva sanciones que van desde los 600 hasta los 6.000 euros. En la Comunidad de Madrid se ha empezado con la supervisión de los certificados energéticos y se ha comenzado a detectar fraudes en los mismos, como calificaciones energéticas que no se corresponden con la realidad o firmas falsificadas de profesionales.

Por ello se recomienda a los usuarios que busquen empresas serias, con técnicos con formación en eficiencia energética, titulación oficial y experiencia en la materia. En Certifica Eficiencia Energética cuentan con profesionales con alta experiencia y responsabilidad, rigurosos en su trabajo y formales en los plazos de entrega. Para más información visite www.certificaeficienciaenergetica.es o llame al 610 251 251.

Certificacion LEED

La Asociación GBCe (Green Building Council España) es una organización autónoma afiliada a la Asociación Internacional, sin ánimo de lucro, World Green Building Council”, WGBC, de la cual constituye el Consejo Español. En la actualidad GBC España está reconocida como Established Council (miembro de pleno derecho) de esta organización. Esta asociación, GBCe,  ha creado una colaboración con USGBC, para aunar esfuerzos en su trabajo común para la transformación del mercado de la edificación hacia la sostenibilidad.

En el convenio firmado, las dos unen fuerzas,sinergias, recursos, herramientas e información para conseguir estos fines. USGBC reconoce a GBCe como el único representante de España en la Mesa para el Desarrollo de Leed Internacional (Leed Internacional Round Table). Así pues, GBCe se configura como cauce para ofrecer en España toda la información sobre la herramienta americana de certificación de edificios.

LEED®® Líder en Eficiencia Energética y Diseño sostenible, sistema de evaluación y estándar internacional desarrollado por el ´U.S. Green Building Council para fomentar el desarrollo de edificaciones basadas en criterios sostenibles y de alta eficiencia.

La certificación LEED® se caracteriza por proporcionar una evaluación de la sostenibilidad de la edificación valorando su impacto en cinco áreas principales:

– Emplazamiento sostenible

– Eficiencia del uso del agua

-Eficiencia energética, energías renovables y emisiones a la atmosfera

– Materiales y recursos naturales

– Calidad del ambiente interior

–  Innovación en el diseño

–  Prioridad regional

El proceso de certificación LEED® lo realiza el USGBC que delega sus funciones certificadores en el GBCI. El proceso exige una extensa recopilación de información sobre el proyecto, un riguroso análisis de los condicionantes de diseño y la solución implantada, así como la realización de cálculos, simulaciones y otras medidas justificativas a presentar al GBCI.

Algunos Consejos Ahorrar Calefacción

En los tiempos que corren, el gasto de calefacción supone un gran problema para muchas familias,  esto es debido a tres causas principales,

-Falta ingresos económicos.

-Elevados precios de la energía.

– Poca eficiencia energética de las viviendas.

Como consecuencia, hay muchas familias que no se pueden permitir, poner la calefacción o ducharse con agua caliente en estos días tan frios. en definitiva no pueden satisfacer sus necesidades básicas de energía, estamos ante un problema de pobreza energética

ahorro energetico

A continuación enumeramos algunos consejos prácticos para reducir al máximo el coste de calefacción:

  1. No sobrepasar la temperatura de 17° por la noche y a 21° durante el dia, para mantener un nivel de confort adecuado, buena medida para el ahorro energético y la salud, ya que el calor excesivo puede provocar sequedad en las vías respiratorias, dolor de cabeza, etc.
  2. Invertir en buenas ventanas  y puertas  para evitar fugas de calor en verano y frio en invierno.
  3. Hacer un buen mantenimiento de las radiadores, purgando el aire antes de empezar la temporada de frio.
  4. No cubrir los radiadores para que haya una buena difusión del aire caliente.
  5. Bajar las persianas y cerrar las cortinas cuando  anochezca, así se evitara mucha perdida de calor.
  6. Abrir persianas y cortinas de día para aprovechar el calor y la luz solar
  7. Elegir la tarifa energética que más se ajuste a nuestras necesidades ya que de este modo pagara hasta un 30% menos.
  8. Leer bien la letra pequeña de los contratos que tenemos,  ya que muchas veces pagamos por servicios que nunca utilizamos.
  9. En los sistemas de calefacción centralizada, que son de mayor eficiencia, es conveniente poner repartidores de costes, ya que así cada uno paga por lo que consume, se favorece el consumo responsable y se evita el derroche.
  10. Poner termostatos en cada radiador para controlar la temperatura y ajustar lo máximo el calor que necesitamos en cada momento y en cada estancia
  11. Evita en la medida de lo posible, los radiadores o calentadores eléctricos ya que es la alternativa más cara y de menos eficiencia energética. El gas natural, el gasóleo y el propano son competitivos  y eficaces.

Otros consejos sobre el ahorro energético en Buenas practicas de eficiencia energética